in

COMPROMISO SOCIAL 2.0

¿Te ha pasado que constantemente te cuestionas porque la gente actua como lo hace? ¿por qué hacen tal o cual cosa…? No sé, algo simple, por ejemplo como; ¿por qué tiran la basura en la calle ? Y no ven que cuando llueve mucho se tapan los drenajes creando entre otras cosas inundaciones y desgracia en la vivienda de alguien. —Yo al menos pienso: “pinches cochinos, si pusieran la basura en su lugar los drenajes no se tapaban y esto no estaría ocurriendo”—.

Lo mismo sucede con los problemas de escasez, desabastecimiento y muchos otros. 

Claro que todos dirán algo así como; “¿y a mí qué?” Pues pon atención, nuestra función como padres y madres es mejorar el futuro de esta sociedad, de la que muchas veces nos quejamos. Parar, detenerse, ¡alto! ¡Detente y observa! Presta atención a que cosas del funcionamiento social te molestan o te llegan a afectar, y analiza qué causa esos comportamientos, cual es el origen real de aquello que afecta, molesta o incomoda. 

Nuestro compromiso como padres de futuros adultos —porque inevitablemente los hijos crecen— es construir un mundo mejor para los hijos de ellos (osea nuestros nietos) — ¡ojo! — no para ellos, porque ellos son los encargados de mejorarlo, siendo así que sean sus descendientes lo que disfrutarán ese “mundo mejor”

¿En qué debemos prestar atención? Principalmente en que sean personas atentas y conscientes, que le den al otro el mismo valor que se dan a sí mismos. Y para que  eso suceda tenemos que enseñarles a razonar, a respetar todo lo que les rodea y sobre todo a valorarse, porque cuando comprendan su valor humano, podrán valorar todo aquello que les rodea. 

Pensemos en cuáles valores sociales falta reforzar y que nosotros podemos fortalecer en ellos. 

Valorar la naturaleza —que digo valorar— amar y cuidar la naturaleza, que de lo artificial no vamos a resistir mucho tiempo. 

Hacer equipo, no pensar como “chingarse” al otro o sacar provecho de él, más bien, penser como mejorar junto con el otro. —sí, sumando—. 

Comprender que hasta el insecto más venenoso tiene su proposito de existir, y que debemos nuestra existencia humana a la madre tierra, pues ella no nos pertenece, no podemos ni debemos explotarla a nuestro antojo, pues el planeta evolucionará con nosotros o a pesar de nosotros, por eso debemos inculcar el cuidado a la naturaleza y el amor a los animales, pues todos somos uno dentro de la misma casa, cuidando de nosotros y lo que nos rodea, podremos cuidar de quienes nos rodean y así, todos, sumando como equipo, podremos ayudar a reparar el mundo, para ofrecer un mundo mejor a las futuras generaciones, pero también, la formación de cómo cuidarlo, amarlo y respetarlo, siempre de acuerdo y apegados a las leyes de la naturaleza. 

What do you think?

Written by Ay Mis Hijos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

MATERNIDAD

¡Vélo, está frente a ti!